Facebook
Twitter
Youtube

Alpigo

  • 11-16-2011

Rodolfo Alpízar: “la ilusión fue el combustible inicial”

Grupo ALPIGO, S.A., es una compañía familiar que inició labores en el año 1995. Está compuesta por dos socios, a nivel de negocio y de vida, doña Lilliam González y don Rodolfo Alpizar. “Nosotros nos casamos en el año 1989. Desde entonces tuvimos la ilusión de tener un negocio propio, ser independientes económicamente y asumir un reto juntos como proyecto de vida. Estamos seguros que la ilusión fue el combustible inicial del proyecto;  pero también hubo una clara reflexión y reconocimiento de nuestras capacidades”, aseguró don Rodolfo Alpízar, gerente general del grupo.

Como personas de origen rural y conocedores de las actividades agrícolas de la zona de San Carlos; probaron varias alternativas y eligieron los palmitos. Su planta procesadora se encuentra en Venecia de San Carlos; zona norte de Costa Rica.  La actividad principal de Alpigo es el cultivo, procesamiento y exportación de palmitos. “Hace 16 años empezamos laborando 4 personas y procesábamos 500 palmitos por semana, hoy nuestro equipo de trabajo entre fincas y planta procesadora llega a 70 personas, procesando entre 10.000 y 15.000 palmitos diarios”, agregó Alpízar.

Los beneficiarios indirectos de la operación de ALPIGO, tomando en cuenta a los productores de materia prima más sus empleados, transportistas y sus familias, suman cerca de 650 personas. De manera que el impacto socioeconómico de la actividad ha resultado ser muy positiva para muchas personas. Actualmente, ALPIGO cuenta con aproximadamente 90 hectáreas de plantaciones, la meta para los próximos cuatro años es una expansión a 150 hectáreas. Al mismo tiempo, compran palmitos a productores amigos que producen para la industria, para una extensión total de 500 hectáreas. “Como parte de nuestra responsabilidad social y ambiental, tenemos políticas para producir amigablemente con el ambiente, cuidando los ríos, cultivando árboles en asociación con los palmitos, creando ambientes propicios para la convivencia y conservación de diferentes especies autóctonas de flora y fauna”, comentó.

Grupo ALPIGO exporta al mercado centroamericano, Europa (Francia y Bélgica) Estados Unidos y Canadá. El mercado principal en volumen de ventas es Europa, al que se exporta desde hace 14 años a cadenas de supermercados y, principalmente, al mercado institucional. Don Rodolfo explicó que para los años 2010 y 2011, “establecimos una estrategia de mercadeo, con miras a posicionarnos en todos los países que están comprendidos desde Panamá hasta Canadá, área que hemos determinado como nuestro mercado natural. Para ello, definimos un presupuesto y un plan promocional que incluye participación en ferias, misiones y visitas a muchos clientes potenciales en diferentes países. Todo lo anterior fue coordinado y llevado a cabo con PROCOMER”. Para el 2012 planean otra etapa en la que nuestra meta es incursionar en el Caribe, sobre todo para el mercado gourmet e institucional.

Innovaciones

El corazón de palmito como producto comercial en conserva para la venta en supermercados y mercado institucional; es un producto muy joven, de ahí que tenga un potencial altísimo. Desde ALPIGO han estado innovando permanentemente, enfocados en mejorar la calidad, la inocuidad y el manejo del cultivo en una forma amigable con el medio ambiente. Su producción se enfoca a productos en conserva (enlatados y en envases de vidrio). Conscientes que el mundo evoluciona y los cambios en el mercado se dan muy rápido, en los últimos años, han apostado por innovar en las presentaciones, los tamaños, los tipos de empaque y el sabor:

 

  1. Palmito fresco empacado al vacío:
  2. Como prácticamente todos los palmitos que hay en el mercado son acidificados, limitan al consumidor para elaborar sus platillos. Por esta razón, ALPIGO lanzó un palmito fresco, sin cocinar, totalmente natural; elaborado bajo las más estrictas normas de inocuidad. Se debe mantener en refrigeración y cuando se va a utilizar, se cocina dentro de su bolsa de empaque en microondas durante 4 minutos. Permite elaborar desde ensaladas, arroces y pastas hasta pastelería con palmito.

  3. Palmito cocinado empacado al vacío:
  4. Esta es la última innovación, es un producto que no requiere refrigeración. Está listo para comer, adornar ensaladas y platillos exóticos. Con un sabor fresco y natural como si se hubiese cosechado el día anterior. La exportación y distribución se hace en seco, no requiere refrigeración.

Entrevista

  1. ¿Cómo se beneficia el consumidor o el mercado?
  2. R/ Estas innovaciones le van a permitir al consumidor tener al alcance de su mano, productos diferentes, para poder hacer una mayor cantidad de platillos a base de palmito y, por lo tanto, lo van a convertir en un consumidor (llámese ama de casa, chef de alta cocina, etc.) más exigente en cuanto a la calidad que deben tener los palmitos. A lo que tienen todo el derecho y de lo cual nosotros somos absolutamente conscientes. De hecho es parte de nuestra visión y misión de empresa.

  3. ¿Cuál es la clave del éxito?
  4. R/ Producir con normas de calidad y dar un excelente servicio al cliente (cadenas de supermercados, hoteles, restaurantes, importadores y distribuidores). Tratar con igual prontitud y cortesía a un cliente pequeño como a uno grande. Mantener rápida comunicación con ellos para atender las expectativas de los consumidores, que al final son los clientes de todos.

  5. ¿Expectativas de crecimiento?
  6. R/ Grupo ALPIGO S.A., desde que inició operaciones en el año 1995, no ha dejado de crecer. No obstante, con el lanzamiento de nuestros nuevos productos, la implementación de nuevas normas de gestión de calidad (ISO 22000:2005), el apoyo de los acuerdos comerciales como herramienta de negociación, la valiosa y oportuna cooperación de PROCOMER como generador de oportunidades de exportación para las empresas costarricenses, y las proyecciones que hemos hecho con los actuales clientes, esperamos un incremento aún más importante para los próximos años.


test